El vermicompost, también conocido como humus de lombriz, es un poderoso y natural mejorador de suelos que enriquece la tierra con microorganismos esenciales, incluyendo bacterias y hongos. Estos microorganismos ayudan a descomponer la materia orgánica y estimulan el crecimiento de las plantas. Además, la composición única del estiércol de lombriz asegura una absorción óptima de nutrientes por parte de las plantas, haciéndolas más fuertes y saludables. La estructura del suelo mejorada por el humus de lombriz permite que las raíces de las plantas crezcan más profundas y amplias, lo que lleva a una mejor absorción de agua y nutrientes. El vermicompost también es rico en enzimas, con aproximadamente 2 mil millones de enzimas por gramo, lo que mejora aún más la absorción de nutrientes por las plantas. Además, promueve la resistencia natural de las plantas contra enfermedades y hongos. Además, el uso de humus de lombriz asegura una germinación más rápida de las semillas, hace que el trasplante sea más suave y acelera la cosecha. En resumen, el humus de lombriz es un mejorador de suelos esencial para cualquiera que aspire a un jardín saludable, vibrante y sostenible.