La harina de lava ayuda a controlar la cola de caballo y mejorar el suelo.